4×4 Deporte Extremo

Turismo Chile 24 Diciembre 2012 | 0 Comments

Es recomendable considerar ciertas medidas de seguridad para jeepear en las dunas o en otros terrenos.

No andar solo.
Un jeep estándar puede entrar en las dunas sin olvidar las medidas de seguridad básicas como: barra antivuelco y cinturón. Las sombras de las nubes te pueden jugar una mala pasada y para esto es imprescindible contar con una barra o jaula antivuelco.
En el desierto es muy útil contar con un GPS (brújulas satelitales que te dan tu posición, la velocidad y varios datos más para orientarte).
En cualquier terreno debes contar con cinta de tiro, huinche, radio transmisor y un botiquín básico.

Neumáticos
En la arena debes desinflar los neumáticos de 10 a 5 psi (pound square inches – libras por pulgada2). En roca existen dos alternativas: sobre inflar el neumático, endureciéndolo para dificultar los pellizcones en las grietas, aunque hay mayor posibilidad de perder la tracción, o desinflar para aumentar la superficie de contacto, logrando que se deforme y envuelva la roca que pisa, pero con el riesgo de cortar el hombro del neumático.
En barro existen también dos alternativas opuestas: inflarlo hasta 30 psi para separar el dibujo, mejorando las características autolimpiantes o desinflar entre 15 a 20 psi, según el tamaño del neumático, para aumentar el área de contacto e intentar flotar sobre el barro. Finalmente, en carretera es indispensable observar las indicaciones que el fabricante del vehículo proporciona.

Qué hacer durante un volcamiento

Relájate, pues una vez que empezó el volcamiento no hay nada que hacer.
No intentes detenerlo sacando los pies o brazos para afirmarte, el peso del vehículo no lo permitirá.
Cierra ojos y boca para prevenir daños por los vidrios quebrados o la tierra.
Afírmate del volante (con los pulgares por fuera por si se gira violentamente) o del soporte para el pasajero; nunca de la jaula antivuelco.
Corta el encendido lo antes posible para prevenir los corto circuitos que pueden causar un incendio.
Agáchate lo más posible, los techos y las jaulas pueden comprimirse y te pueden aplastar.
Al estar de cabeza o volteado salir es bastante complicado, piensa primero dónde caerás antes de soltar el cinturón de seguridad.