Rafting y Kayak

Turismo Chile 24 diciembre 2012 | 0 Comments

Todos los años Chile se convierte en uno de los destinos predilectos para balseros y kayakistas de todas partes del mundo. Si te quieres integrar a estos fanáticos de las aguas blancas debes tener presente sus características en nuestro territorio. Las diferencias entre los ríos de Chile central, la Región de Los Lagos y la Patagonia se deben principalmente a variaciones geológicas, topografía y clima.

* En Chile central, los Andes son empinados e increíblemente grandes. La mayoría de los ríos se formaron por glaciares y reciben agua desde las alturas. A modo general, los ríos tienen inclinaciones consistentes, aunque hay excepciones. Las Siete Tazas del río Claro son una sucesión de caídas de agua perfectas, formadas por lava volcánica. En Chile central el mejor momento de la temporada es noviembre-diciembre, cuando ocurren los deshielos, pero el agua es muy fría.
* En la Región de Los Lagos, la cordillera de los Andes es más ancha y baja, y las formaciones glaciares son comunes, al igual que los efectos de los volcanes que han sido muy positivos para la formación de los ríos. En la mayoría de los casos encontrarás bajadas con remansos, lo que es ideal para balseros novatos. Para los kayakistas hay abundancia de cañones profundos y caídas de agua. El nivel de los ríos depende del derretimiento de nieve y de la cantidad de agua precipitada. El fuerte de la temporada va de octubre-diciembre, pero usualmente se extiende hasta febrero.
* En la Patagonia la presencia de rocas de granito aumenta y los niveles de precipitaciones suben considerablemente. Algunos ríos se alimentan de lagos y otros del derretimiento de glaciares. El agua es clara, verdosa o azul hielo. Gran parte de los ríos son grandes y poderosos, con una sorprendente combinación de volumen e inclinaciones, como el Futaleufú, un río reconocido a nivel mundial.
El “peak” de los ríos ocurre entre octubre y noviembre, pero la mejor temporada para remar va de diciembre a febrero.
El nivel del agua varía de año en año, pero puedes pasarlo muy bien incluso en los años más secos.

Recomendaciones
* Es importante tener equipo propio (remo, casco, chaleco salvavidas, faldón y kayak). Al final de la temporada encontrarás buenas ofertas para comprar equipos.
* Si no cuentas con lo necesario puedes arrendar en algunos lugares, por ejemplo en Pucón.
* Los buses no cobran por transportar los botes.
* Si no dispones de vehículo, lo conveniente es ir directo a Pucón, que es el inicio del circuito para los remeros, y donde probablemente te encontrarás a otros que están en tu misma situación.

Viajes con operadores – RAFTING
Si bien son varias las compañías que ofrecen excursiones por el día, existen diferencias importantes en equipamiento, guías y niveles de servicio.
Procura preguntarle al operador que estás contratando acerca de servicios de primeros auxilios y certificación de guías. Las bajadas en balsa por ríos clasificados con dificultad III o superior deben ser asistidas por kayaks de seguridad.
Existen pocas excursiones de varios días. Aparte del Biobío, San Pedro y Futaleufú, lo que se ofrece es en ríos de clase II o III y está más orientado a quienes quieran pescar.
Normalmente las empresas deben proveer de guías experimentados, balsas autoevacuantes, 1 kayakista de seguridad por balsa, chalecos de alta flotación, cascos de seguridad y traje de neopreno. Se recomienda llevar un cortaviento, ropa polar y comida. El valor de una bajada en balsa, por ejemplo en el río Maipo, es de alrededor $13.000 y dura aproximadamente 1 hora 15 minutos.

Viajes en Ducky

El “Ducky” es un kayak inflable, más estable y menos rígido que el original. Recién está entrando en el sur y lo ofrecen sólo una o dos compañías en Pucón.

Hydrospeed

Otro “juguete” para aguas blancas. Son plásticos o de espuma y tienen forma de trineo, al que te sujetas desde atrás. Necesitas un casco, un traje de neopreno, saber nadar y un guía. Básicamente, nadarás río abajo.

Rafting y kayak de mar

Los ríos son los lugares más comunes para la práctica de estos deportes, pero hay empresas que organizan saltos para practicar maniobras en el mar, en sitios como La Serena, Tunquén, Caleta La Ligua y Ritoque. La ventaja de estas playas es que no tienen mucha resaca y la corriente normalmente te lleva hacia afuera; además las olas corren, por lo que podrás saltarlas y surfear.