Valdivia: Historia y tradición chilena.

La ciudad de Valdivia es uno de los primeros asentamientos del país austral, por eso era llamada la llave del mar del sur. Es una bella ciudad que se ha sobrepuesto a las duras pruebas que le ha dado la naturaleza para convertirse en una de las más hermosas de Chile, de modo que los turistas de todo el mundo se maravillen con su cultura, historia, arquitectura, tradición y gastronomía.

Recorrer a Valdivia y sus alrededores es tener la oportunidad de sumergirse en las tradiciones del pueblo mapuche, compartir con las comunidades locales, conocer detalles de la herencia germana y reconocer la arquitectura que dejo la colonización española, a la vez que es imperdible navegar por los ríos y conocer los humedales que se encuentran en la región para disfrutar de sus bellos paisajes.

Valdivia histórico:

La ciudad cuenta con grandes fortines a lo largo de su bahía que develan su historia, ya que al ser un sitio estratégico para el comercio y el acceso al cono sur del continente fue necesario protegerse de sus enemigos. En la actualidad algunos de los fortines se pueden visitar encontrando ruinas de las edificaciones, cañones de artillería y visitas guiadas que recrean la época.

La fortificación mejor conservada es el bastión de San Sebastián de la Cruz, que se ubica a 15 km de Valdivia. Fue declarado monumento histórico en el año 1950. La visita a este fortín permite a los invitados conocer de cerca la historia, ya que en este lugar se puede disfrutar de una escenificación con soldados chilenos y españoles.

Casas patrimoniales de Valdivia:

Las entidades dedicadas a preservar y conservar el patrimonio histórico de la ciudad ofrecen un recorrido por casas patrimoniales que reflejan la arquitectura, historia y tradición de los colonos germanos de la región. Estas casas con tallas de madera, lámparas en hierro forjado a mano, grandes espacios y diseño resistente a los embates de la naturaleza y el tiempo, son verdaderas joyas que se deben visitar.  Las edificaciones incluidas en las casas patrimoniales son:

  • Casa Reccius
  • Casa Holzapfel
  • Casa Anwandter
  • Casa Ehrenfeld
  • Casa Commentz
  • Casa Hoffmann

Monumentos en Valdivia:

En las calles de Valdivia se pueden encontrar monumentos que mezclan lo antiguo con lo moderno despertando el interés de los visitantes, veamos:

  • Los torreones Canelos y Picarte son los únicos representantes en pie de los fortines de Valdivia. Estas estructuras cilíndricas fueron construidas en el año 1774 con ladrillo para ser utilizadas como miradores, pero posteriormente tuvieron muchas funciones más.
  • El péndulo de Foucault fue diseñando en el año 2007 por el físico Miguel Cabrerizo y está expuesto al público en Valdivia en una especie de faro de vidrio para que todos los transeúntes puedan disfrutar del descubrimiento de que la tierra gira alrededor de su eje.

En la ciudad y sus alrededores se encuentran ricas ofertas gastronómicas que incluyen tortillas de rescoldo, catutos y sopa de caballo preparados con ingredientes autóctonos y conservando en su preparación las tradiciones de la cultura ancestral mapuche para el deleite de todos los visitantes a la región.